Ambos Caballeros acuerdan en un simple pero honesto apretón de manos el cese temporal de hostilidades.
Back to Top